Impresoras laser baratas

 

A la hora de comprar una impresora doméstica, son varias las elecciones a hacer: tinta o láser, multifunción o solo impresora, con o sin WiFi, con pantalla o solo botones, con calidad fotográfica.  Para ayudarle a encontrar el modelo ideal, te proponemos los siguientes consejos prácticos.

Puede que esta sea la pregunta más importante. Si solo necesitas imprimir de vez en cuando documentos como cartas, copias de páginas web de internet o simples hojas de cálculo, una impresora laser o de inyección de tinta barata basta. Si necesitas hacer presentaciones o fotos de alta calidad, quieres una impresora de fotos. Si imprimes más de 100 páginas diarias y no necesitas color, querrás fijarte en las impresoras láser más rápidas. Y, por supuesto, si estás empezando un negocio casero y necesitas una combinación de escáner, impresora, fotocopiadora y fax, una impresora multifuncional es lo mejor.

Otra opción es la de elegir entre impresoras convencionales o impresoras multifunción. Estas últimas nos permiten sacar tanto impresiones como también copias, escaneos, recibir faxes, incluso imprimir imágenes directamente desde tarjetas de memoria, gracias a que normalmente cuentan con ranuras de lectura incorporadas.  Podemos comprar impresoras multifunción a precios muy convenientes, y son prácticas debido a que reemplazan a otros aparatos de uso cotidiano, tanto en el hogar como en la oficina.

Son máquinas recomendadas para usuarios con altas necesidades de impresión, ya sea en color o en blanco y negro.

Son más sólidas y resistentes y están pensadas para imprimir más de 1.000 copias al mes. Aunque su calidad de impresión no llega a ser todo lo buena que las de inyección de tinta, es bastante aceptable y son mucho más rápidas, lo que las hace perfectas para oficinas y centros educativos.

Las impresora chorro de tinta son recomendadas para el uso residencial o en oficinas que tengan un pequeño volumen de impresiones diarias. Es mucho más económico elegir una impresora multifunción en vez de comprar una impresora, escáner y fotocopiadora independiente en nuestra casa u oficina. La impresora chorro de tinta, tiene cada vez más calidad para la impresión de fotos y textos, pero el problema aparece un tiempo después, cuando llegar el momento de cambiar los cartuchos. Muchas veces, la tinta cuesta casi el precio de la impresora.

El manejo de las funciones de una impresora que cuenta con pantalla resulta mucho más fácil e intuitivo que con botones. La pequeña inversión merece la pena y algunos modelos son tan fáciles de usar como los smartphones e incluso podemos usar desde el teléfono móvil sus aplicaciones de una forma más cómoda.

Al no trabajar por secciones o líneas como los modelos de inyección de tinta, las láser ganan por mucho en este apartado aunque hay que tener en cuenta que necesitan calentar previamente el fusor antes de imprimir la primera hoja. A partir de ahí su velocidad es muy superior aunque las de inyección han avanzado en este aspecto.